El Madrid se hace con el Mundialito de Clubes

Hace tan solo un año, se empezó a cuestionar al Real Madrid por su falta de identidad de juego y por sus tan comunes errores a la hora de defender o incluso de poder buscar la línea de gol, pero parece ser que estos fantasmas ya se han ido esfumando completamente gracias a la gran labor de su entrenador Ancelotti, que ha hecho que los jugadores jueguen mucho más motivados y animados, y salgan al terreno de juego con hambre de gol y con toda la concentración posible sea el equipo que sea.

Esto se va viendo no solo en las victorias que está teniendo en liga, que gana a los equipos ya sean grandes o pequeños con gran facilidad, o en la Champions que ha conseguido pasar como primera de grupo. Y jugará la siguiente fase contra el Schalke 04 donde se encontraba Raúl. Este equipo tiene sed de trofeos y de títulos y lo demostró una vez más ganando en la final del mundialito al San Lorenzo de Almagro por 2 a 0. El encuentro fue uno de los más vistos, ya que este es uno de los pocos títulos que el Madrid no tiene en sus vitrinas y lo deseaba para completar más aún su palmarés. El juego del equipo blanco desbordo completamente al San Lorenzo, que solamente pudo aguantar el chaparrón y rezar para que no se convirtiera en una monumental goleada.

Desde el primer minuto de juego al Madrid se le vio la intención de ganar el partido, y gracias a la gran figura de Sergio Ramos, consiguió adelantarse en el marcador. Ramos en un principio fue duda para el partido, pero Ancelotti creyó oportuno que jugara e hizo un partidazo a pesar de estar todavía algo convaleciente de su lesión. Finalmente Bale marcó el segundo que hizo al Madrid campeón del mundialito de clubes que por cierto, era uno de los pocos trofeos que le queda a Casillas en su palmarés particular, ensanchando su leyenda.