La apisonadora alemana destroza al Barça

La remontada parecía imposible desde un principio y sobretodo con el rival que se tenía enfrente. Hoy hemos vuelto a ver al mejor equipo del Mundo en la actualidad, está demostrando que es así con juegos y goles, ya que Heynckees ha conseguido la perfección con un club que tiene el hambre de ganar un título que perdió la temporada pasada en su propio estadio. El orgullo muniqués se quedó tocado en aquel momento y se conjuraron en conseguir este trofeo para esta temporada, algo que está bien encaminado porqué sólo le queda el último escollo, el Borussia Dortmund, un conjunto que les conoce a la perfección y que es capaz de amargar la noche a cualquiera. Messi no estuvo, según las noticias que llegaban desde Barcelona se resintió de su lesión y no tuvo presencia ni un solo minuto del partido de vuelta. Así el Barça intentó tímidamente crear cierto peligro para intentar asustar un poco a su rival, pero el Bayern bien posicionado defensivamente creaba más ocasiones de peligro que los locales que tan sólo se acercaron a la portería de Neuer en una sola ocasión en una volea de Xavi. Empate sin goles y sólo quedaba salir a tumba abierta e intentar hacer lo que no se había logrado en los casi 150 minutos anteriores, crear peligro y embotellar al equipo de Heynckees en su área. Y no fue así, la apisonadora alemana comenzó a funcionar y no daba opción a unos hombres que se veían impotentes por no lograr hacer peligro. Así fueron llegando los goles ante la una afición que tenía asumida la superioridad de los bávaros, primero Robben, por último Müller y entre tantos Piqué se sumó a la fiesta con un gol en propia puerta. Definitivamente el Bayern es el gran favorito para la final de Wembley pero ya lo eran la temporada pasada ante el Chelsea, ¿habrán aprendido la lección? www.universalfutbol.es 

Leer mas: 
La apisonadora alemana destroza al Barça

Messi como el Cid Campeador

El Barça sufrió para lograr el objetivo de semifinales No ha sido el mejor partido en esta competición del Barça, es más, se podría decir que incluso la eliminación hubiera sido algo justa después de ver como el PSG ha sido mejor que los azulgranas durante gran parte del partido de esta noche. El gol de Pastore al inicio de la segunda parte hizo que el miedo sobrevolase el estadio barcelonés durante muchos minutos. Un equipo errático, duditativo, sin confianza y con miedo. Sí, miedo por no tener en el terreno del juego al mejor jugador del mundo, miedo por tener bajas significativas en defensa y tener errores defensivos, miedo en definitiva de ser eliminado. En este partido ha vuelto a ganar la posesión al rival, pero esa posesión ha sido totalmente infructuosa porqué las llegadas a portería rival las realizaba el PSG que cada vez que llegaba daba verdadera sensación de miedo. La segunda parte llegó con el mencionado gol de Pastore a los cinco minutos, todo el estadio e incluso todos aquellos que vieron el partido por televisión estaban expectantes por lo que ocurría en el banquillo, que pasaba con Leo Messi y si salía a calentar para intentar cambiar el signo del partido. Durante diez minutos estuvieron al servicio del equipo galo, pudo haber sentenciado y las sensaciones era que el segundo gol estaba más cerca que el empate. Y llegó la hora, Tito Vilanova pidió a Messi que saltara al terreno de juego, todos sabían que no estaba en condiciones, que no estaba recuperado para volver a jugar, pero el técnico sabía que su presencia iba a ser importante. En el momento que ví a Messi renqueante en el tapete y haciendo el mínimo esfuerzo para presionar, me he acordado del Cid Campeador que la leyenda dice que el ejército del Cid, y ante el ataque almorávide sobre Valencia, sentó el cuerpo del Cid en su caballo y en su armadura, firmemente atado, y lo guiaron a la batalla. Los árabes, al creer muerto al Cid y verle en la batalla, se retiraron. Esa es la sensación que me dio a mí, Messi guiando a sus compañeros a la victoria final, infundiendo respeto a los jugadores del club parisino y cambiando en definitiva el desenlace del partido. www.universalfutbol.es

Leer mas: 
Messi como el Cid Campeador

Remontada brillante del Barça

Foto: Sport Noche mágica, el Barça se encontró a sí mismo en una noche de auto-afirmación en su juego y en su hambre de títulos. Las dudas que generaba el equipo desde la derrota en San Siro y la doble derrota ante el Madrid, hacía que hubieran muchos que no confiaran en la remontada ante un equipo que iba a plantar el autobús. Los jugadores finalmente volvieron a su juego y confianza, aniquilando a un rival que sólo en los últimos diez minutos intentó inquietar a su rival. Desde el saque de inicio el balón fue para los azulgranas y en tan sólo cuatro minutos Messi hacía el primero de su equipo. Los rossoneros no lograban sacar el balón controlado y no pasaba del centro del campo. Durante el primer cuarto de hora la presión era asfixiante hasta que los de Roura en la noche de hoy bajó un poco el ritmo. Aún así el dominio era total de los locales, Niang tuvo la oportunidad de empatar aprovechando un error de Mascherano y quedándose solo delante de Valdés, el balón fue al palo. Un minuto después nuevamente Messi igualaba la eliminatoria y todo empezaba de nuevo, ya no había necesidad de arriesgar y un gol del Milán les forzaría a hacer cuatro. El gran juego desplegado en la primera mitad daba la sensación a todos de que la clasificación era casi segura, aunque faltara toda la segunda parte. Villa al inicio de la reanudación hizo el tercero y desataba la locura en un Nou Camp que estaba viviendo una remontada que se recordará con el paso de los años. Ahí se levantó el pie del acelerador y el Barça le fue dando terreno al Milán para intentar salir al contragolpe, los de Allegri no encontraba la manera de hacer daño y tan sólo en los diez últimos minutos inquietó algo a la zaga y público azulgrana. Jordi Alba en el descuento redondeo la cuenta a otro cuatro a cero en día con conclave cardenalicio, siempre que ha habido este equipo a goleado por el mismo resultado. El Barça está de vuelta, el equipo se ha encontrado a sí mismo y calla muchas bocas que decían que había acabado su ciclo en el fútbol tanto nacional como europeos, a este equipo todavía le queda mucha cuerda. www.universalfutbol.es

Leer mas:
Remontada brillante del Barça

Undiano Manlleco es el centro de las miradas en el clásico

Quedan 24 horas para el clásico y ambos equipos ya están jugando las armas psicológicas de un partido de vuelta que les puede asegurar la final. Ambos han puesto su mirada en Undiano Manlleco, colegiado que será el juez del enfrentamiento, y ya le están metiendo presión, algo que no debería suceder. Mientras que Roura se está acordando de la final disputada en Mestalla y en su presunta permisibilidad. Los blancos se acuerdan de las expulsiones que han vivido con él juzgando sus partidos. De hecho Mourinho ha tirado de ironía al decir que se queda con las lecciones que da el Fútbol Club Barcelona sobre los árbitros. Lo que está claro es que se abre un fuego cruzado de declaraciones que lo único que puede hacer es condicionar las decisiones arbitrales y no es algo que deban hacer dos club tan grandes. El Barça sabe que no tiene la fluidez de hace unos meses, la derrota en Milán ha hecho mucho daño en la moral tanto del equipo como de la afición. Los últimos goles encajados también preocupan y el resultado de Sevilla sólo salvo tres puntos, pero las sensaciones que ha dejado es que no están al 100% de sus posibilidades, faltando fluidez en su juego y sobretodo verticalidad que necesitarán para eliminar al club blanco. Mientras tanto el Real Madrid remontó ante el Deportivo pero no es para echar muchos cohetes. La mala temporada fuera de casa de los blancos le hacen llenarse de dudas ante un enfrentamiento ante el eterno rival y teniendo que hacer gol en el Nou Camp e intentar remontar el partido. Mourinho sabe que está en una de sus últimas armas para salvar la temporada, eliminar al Barça en su estadio puede hacer que se afronte el duelo de Old Trafford de otra manera, sintiéndose nuevamente el equipo que fuera el año pasado. El empate a uno deja abierta la puerta al Barça pero en un duelo de este calibre, cualquiera de los dos puede pasar la eliminatoria. www.universalfutbol.es

Leer mas:
Undiano Manlleco es el centro de las miradas en el clásico

Habrá final española en la Europa league

Después del disgusto de la Liga de Campeones nuestros equipos en la Europa league nos han querido regalar una alegría en forma de final española. Ya se sabía que un equipo español estaría en Bucarest, sólo faltaba saber si el Athlétic de Bilbao era capaz de remontar al Sporting de Lisboa en San Mamés y así ha ocurrido en la noche de hoy. Las lágrimas de Fernando Llorente sobre el césped de la Catedral del fútbol, representa el sentimiento de un “león” que siente unos colores y que hoy ha demostrado como debe jugar un delantero centro en un terreno de juego. Dos asistencias y lo más importante, el gol que daba la clasificación a tan sólo dos minutos para la finalización del encuentro, son las credenciales de un jugador que con la selección nacional ha ganado un Mundial y con su club todavía no ha conseguido levantar ningún trofeo. No hay que desmerecer al Sporting de Lisboa que ha tenido sus opciones. El único problema que se ha encontrado los hombres de Sa Pinto ha sido a un equipo que enamora a nuestro país y a Europa con su juego alegre, los jugadores han dado todo para conseguir el objetivo y su público ha conseguido que la magia apareciera en un estadio que hoy más que nunca ha sido una Catedral del fútbol. En la otra semifinal el Valencia debía remontar al Atlético de Madrid el 4-2 del partido de ida. Los de Emery fueron a por la remontada desde el principio pero fue de más a menos y fueron sucumbiendo ante un Atleti que temporizó poco a poco el partido. Los rojiblancos no tenían prisa y le costó entrar en la dinámica del partido, los “ches” intentaron jugar por bandas y buscó el gol, encontrándose una y otra vez con Courtois que ha sido uno de los mejores de su equipo. Durante la segunda parte fue diferente con un Atleti más entonado y sufriendo mucho menos. El susto llegaría a los diez minutos de la reanudación con la grave lesión de Canales, nuevamente su rodilla se rompió y las lágrimas del joven jugador brotaban sin cesar mientras abandonaba el césped en camilla. Tres minutos después llegó la sentencia en forma de gol. Tenía que ser nuevamente Adrián el que diera la victoria a su club e hiciera que los colchoneros se sientan nuevamente orgullosos de sus sentimientos futboleros. www.universalfutbol.es

Leer mas:
Habrá final española en la Europa league